Dos estudios sobre el uso de inmunoterapia en el tratamiento de pacientes con cáncer de endometrio y de cuello uterino avanzado, temas destacados de Vall d’Hebron en ASCO 2022

Dra. Ana Oaknin
  • Nuevos datos del estudio GARNET sobre dostarlimab, un inhibidor de PD-1, en pacientes con cáncer de endometrio recurrente o avanzado, demuestran una actividad antitumoral duradera en pacientes con inestabilidad de microsatélites. Se trata de un cambio que se presenta en ciertas células cancerosas en el cual el número de bases repetidas del ADN en una secuencia corta y repetida es diferente del número que se heredó. Esta alteración se encuentra a menudo en el cáncer de endometrio.
  • También se presentan resultados prometedores del ensayo de fase 1b, el INTR@PID CERVICAL 046, sobre un nuevo fármaco, bintrafusp alfa, más quimioterapia con o sin bevacizumab en pacientes con cáncer de cuello uterino persistente, recurrente o metastásico, o bintrafusp alfa más quimiorradioterapia para pacientes de cáncer de cuello uterino localmente avanzado. Este fármaco, diseñado para unirse a dos proteínas –PD-L1 y TGF-βque evitan que el sistema inmunitario combata con eficacia las células tumorales, ha logrado una tasa de respuesta objetiva del 62% en las dos cohortes de pacientes del estudio.

Barcelona, 07 de junio de 2022– La inmunoterapia está suponiendo una revolución en el tratamiento del cáncer. En este enfoque se aprovecha la capacidad del sistema inmunitario del paciente para combatir las células tumorales. Sin embargo, aunque los resultados que se están consiguiendo son esperanzadores en algunos tumores, todavía queda mucha investigación que realizar para entender por qué estos fármacos funcionan mejor en unos pacientes que en otros, así como los mecanismos que subyacen en los distintos tumores que les permiten escapar al control del sistema inmunitario.

La Dra. Ana Oaknin, jefa del Grupo de Neoplasias Ginecológicas del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO) y jefa del Programa de Tumores Ginecológicos del Hospital Universitario Vall d’Hebron, presentó en el congreso anual de la Sociedad Americana Oncología Clínica (ASCO), que se ha celebrado del 3 al 7 de junio en Chicago, dos estudios que profundizaban en el uso de la inmunoterapia en el marco del cáncer ginecológico.

Tercer análisis del estudio GARNET sobre dostarlimab

Dostarlimab, un inhibidor de PD-1, fue la primera terapia de este tipo aprobada en Europa para el cáncer de endometrio recurrente o avanzado. La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) se basó en los resultados del estudio GARNET, que incluyó una cohorte de 140 mujeres con cáncer de endometrio recurrente o avanzado, en las que se había identificado una deficiencia en el sistema de reparación de errores de ADN (dMMR). Estas representaban hasta un 30% de todas las pacientes con cáncer de endometrio, en las que la enfermedad había progresado después de recibir tratamiento de primera línea con quimioterapia basada en platino.

Ahora en este congreso de ASCO la Dra. Ana Oaknin ha presentado nuevos datos de este estudio, en lo que supone el tercer análisis que se hace del mismo. En concreto se han detallado los datos de dos cohortes de expansión del ensayo GARNET. “Estas cohortes de expansión pretendían comprobar si la inestabilidad de microsatélites, un cambio que se presenta en ciertas células cancerosas en el cual el número de bases repetidas del ADN en una secuencia corta y repetida es diferente del número que se heredó, tenía algún tipo de implicación en los resultados de dostarlimab. Esta inestabilidad de microsatélites es una alteración que se encuentra a menudo en el cáncer de endometrio y pensábamos que podía ayudar a planificar un tratamiento más eficaz”, explica la Dra. Ana Oaknin.

Para este análisis se contó con 153 pacientes con inestabilidad de microsatélites y 161 pacientes estables. La tasa de respuesta objetiva para el primer grupo fue de 45,5% mientras que en el segundo esta fue de tan solo el 15,4%. También se observó una diferencia en los porcentajes de pacientes libres de progresión de la enfermedad, que fue del 46,4% a los 12 meses en la cohorte con inestabilidad de microsatélites, y de un 29,4% en la cohorte con estabilidad. “Aunque dostarlimab demostró una actividad antitumoral duradera en ambos grupos, se asoció con mejores resultados en las pacientes con inestabilidad de microsatélites, mostrando en todo caso una seguridad consistente con otros anticuerpos PD-1”, añade la Dra. Oaknin.

Resultados prometedores del uso de bintrafusp alfa en combinación con otras terapias en pacientes con cáncer de cuello uterino persistente, recurrente o metastásico (estudio INTR@PID CERVICAL 046)

La infección persistente por virus del papiloma humano (VPH) está implicada en el 99% de los cánceres de cuello uterino y está relacionada con la activación de las vías de señalización de TGF-β y PD-(L)1. Por ese motivo se pensó que la inhibición de TGF-β y el bloqueo simultáneo de un mecanismo celular inmunosupresor adicional podía proporcionar un nuevo enfoque de tratamiento. “Así se diseñó el fármaco bintrafusp alfa, para unirse simultáneamente a estas dos proteínas que evitan que el sistema inmunitario combata con eficacia las células tumorales. En un análisis de pacientes de estudios de fase 1 y fase 2 demostró actividad clínica y una seguridad manejable en pacientes con cáncer de cuello uterino recurrente o metastásico muy pretratado”, explica la Dra. Ana Oaknin.

Estos buenos resultados justificaron un nuevo ensayo de fase 1b, el INTR@PID CERVICAL 046, que evaluó la seguridad de bintrafusp alfa más quimioterapia con o sin bevacizumab en pacientes con cáncer de cuello uterino persistente, recurrente o metastásico, o bintrafusp alfa más quimiorradioterapia para pacientes de cáncer de cuello uterino localmente avanzado.

“Este nuevo fármaco en combinación con otras terapias contra el cáncer ha mostrado una respuesta tumoral prometedora en estas poblaciones de pacientes, y no se observaron señales de seguridad, lo que justifica nuevos estudios que sigan evaluando su seguridad, ya que la muestra de pacientes todavía es pequeña”, comenta la Dra. Ana Oaknin, que señala que a pesar de esta limitación ya se han podido ver algunos resultados prometedores del nuevo fármaco, que logró una tasa de respuesta objetiva de hasta el 62% en las pacientes que recibieron bintrafusp alfa en combinación con quimioterapia y bevacizumab, y también en los que combinaron el nuevo fármaco con quimiorradioterapia.

Referencias:

  1. Ana Oaknin, Bhavana Pothuri, Lucy Gilbert, Renaud Sabatier, Sharad A. Ghamande, Adriano Gravina, Emiliano Calvo, Susana N. Banerjee, Rowan Miller, Joanna Pikiel, Mansoor Raza Mirza, Tao Duan, Sybil Zildjian, Eleftherios Zografos, Jennifer T. Veneris, Anna Tinker, Matthew A. Powell. Dostarlimab in advanced/recurrent (AR) mismatch repair deficient/microsatellite instability–high or proficient/stable (dMMR/MSI-H or MMRp/MSS) endometrial cancer (EC): The GARNET study. ASCO Annual Meeting. 2022. https://meetinglibrary.asco.org/record/206854/abstract
  2. Ana Oaknin, Sharad A. Ghamande, Yuka Kasamatsu, Marta Gil-Martin, Elisabeth J. Diver, Genevieve Jehl, Stephan A. Gleicher, Surendra Chaudhary, Yulia Vugmeyster, Kosei Hasegawa. Phase 1 trial of first-line bintrafusp alfa in combination with other anticancer therapies in patients (pts) with locally advanced or advanced cervical cancer. ASCO Annual Meeting. 2022. https://meetinglibrary.asco.org/record/207789/abstract